Buscar

Desde una simple atracción a la empatía

Actualizado: jul 19

Hola a todos y todas, anteriormente había escrito mi experiencia trabajando en un delfinario. Me alegró mucho saber que hubo mucha gente que hiciera conciencia y es que eso es justo lo que se trata de hacer. Empezar a informar adecuadamente la realidad y por favor no se crean todo lo que dice la industria de los delfinarios.

La clave del gran cambio está en informarse, es así de sencillo.


Les quiero compartir un poco de cómo cambia la perspectiva de cuando uno no está bien informado en comparación a cuando empatizas con los demás seres vivos. En algunas personas es fácil integrar valores, no solo hacía el ser humano sino hacia todos nuestros queridos hermanos los animales y quiero dar gracias por todas estas personas.


Amadeus

En la foto, se puede ver a Amadeus, un delfin explotado en un delfinario de Quintana Roo.


Amadeus es el nombre que se le dio al delfín con el que yo trabaje en el delfinario. Un animal que todos los entrenadores lo categorizaban como "difícil" pero, ¿en qué sentido?, para estas grandes empresas explotadoras de animales, solo les interesa la ganancia que se obtiene de estos seres vivos y por obvias razones quieren que el animal sea eficiente, rápido y que capte todas las señales que se les dan durante los shows.


En ese momento entendía este concepto, de que todos los humanos tenemos que ser eficientes; pero los delfines no son personas, son animales salvajes, tienen otros instintos otro tipo de sociabilidad y de comportamientos.


Para mi Amadeus, es un delfín disperso, él es increíblemente receptivo. Durante los shows con personas siempre estaba al tanto de todo lo que pasaba a su alrededor, y por esa misma razón era un delfín con quien costaba trabajar.


Trabaje con varios delfines como Anaeli, Diego, Soraida, Cosette, hasta que me tocó trabajar con Amadeus. Todos y todas tienen una personalidad diferente, los alfas son protectores y ponen orden.


Nala era la matriarca. Todos buscaban refugio en ella por ser la de mayor edad y tamaño, por el otro lado Pakal era el macho alfa, pareja de Nala, muy territorial sobretodo con delfines que no son los sumisos pero tampoco los alfa. Amadeus entra en la categoría de sumiso.


En el momento que llegue con Amadeus hice click con el. Podrás creer que fue por magia, pero no fue así, fue porque yo tuve un proceso de empatía hacia todos los delfines.

Empecé a sentir más enojo, sentía mucha impotencia verlos ser explotados y que a nadie de las personas que trabajan en estos lugares les importara un carajo.


Todos los días veía a los visitantes cómo percibían a los delfines, como una atracción y nada más.

Me preocupaba mucho por cómo iba a ser la gente que le tocará hacer show con Amadeus, ¿iban a ser personas que piden y piden trucos? o ¿iban a ser el tipo de gente que no escucha nada y hacen lo que quieren?. A algunos solo les interesa la foto.


Durante los shows notaba como Amadeus no le gustaba ser tocado por toda la fila de personas, esta actividad es obligatoria para todos los shows.

Me preguntaba, si los entrenadores tenían una relación afectiva con el delfín que les tocaba trabajar ¿no les molestaban este tipo de cosas?


Para mi, en lo personal, cada día era mas difícil.

Cada día iba conociendo más a Amadeus y notaba que muchas cosas no le gustaba hacer.


Algo que hacía muy regularmente Amadeus era que se quedaba en el fondo de la piscina esperando la próxima señal, no le gusta la gente, es obvio ¿no?.

Algo muy importante era que algunas veces mordía a la gente, si ya se ¡mordía a la gente! y obviamente las victimizadas eran las personas.

Es muy triste vivir todo lo que les comparto desde el ángulo de los delfines, muchos de ellos son secuestrados del mar a edades muy tempranas, son seleccionados, algunos masacrados para vender su carne, otros terminan en tanques para el entretenimiento, algunos otros nacen en la cárcel, porque eso es lo que es, una cárcel y son forzados hacer las mismas cosas todos los días sin un día de descanso.


Hago una comparación para que se den una idea de la nula calidad de vida que se les da a estos pobres animales, por más que la industria diga que los cuidan y los protegen.


Lo más cercano y ni tan cercano que hemos tenido nosotros como experiencia al cautiverio ha sido la cuarentena. Creo que es un muy buen ejemplo de cómo poco a poco muchas personas mentalmente nos fuimos deteriorando. Muchos de nosotros sentimos ansiedad, tristeza, enojo, frustraciones y sin embargo sabemos que algún punto vamos a salir a una vida "normal".

Somos capaces de adaptarnos al entorno y lo hicimos porque sabíamos que de alguna manera no estamos de todo limitados.


Me gustaría que hicieras un ejercicio mental, imagínate todo lo malo que sentiste durante la cuarentena y que lo sintieras de nuevo y de nuevo, sin tener a donde escapar, dando vueltas en el mismo lugar, viendo la misma pared, y esperando lo mismo para el siguiente día. ¿Ya lo sentiste?


El adiós

Les voy a platicar el día que renuncie, dure 15 días trabajando en el delfinario y sinceramente quise trabajar ahí porque sentía mucha curiosidad de cómo eran estos lugares, y confirmo son un infierno.

En el ​video​, se puede ver a un delfín nadando en agua llena de alga putrefacta con residuos fecales y otros contaminantes en Dolphin Discovery Riviera Maya.


El día que decidí irme, se lo dije a la coordinadora. Ella me llevó a un cuarto donde estaban unas computadoras y muy seria me pregunto, ¿y porque te vas?, le dije muy honestamente que no estaba a favor de esto y que me dolía mucho trabajar con Amadeus, quería mucho a ese delfín.


Ella me dijo que lo sentía mucho y trato de convencerme para que me quedara, me puso un video de una madre dando a luz a su cría que alguien ahí dentro había grabado. Por su puesto para ella era algo hermoso, y claro que lo es, es muy hermoso que una madre delfín y de cualquier otra especie pueda dar a luz a su cría, lo que no es para nada hermoso es que lo esté dando a luz en un tanque y su cría vaya a tener esa mala suerte de haber nacido para ser explotado.

Tuve una larga plática, la cual fue muy ignorante, ella siguió intentándolo y trato de convencerme de la bonita labor hacen los delfinarios. Al siguiente día no volví y fue muy difícil despedirme de Amadeus.


Espero que todos los lectores de este artículo ayuden a alzar la voz, las letras, lo que sea y compartan con estas mismas palabras o con las suyas que esto debe parar. Tenemos que educar más y más a las personas de las razones de porque nadie debe visitar un delfinario.


#activistasqrock #enfoqueabolicionista #acabemosconelespecismo #liberaciondetodaexplotacion #liberatusesclavos #antiespecistas #vivevegano #alzatuvoz #seactivista #porlosanimales #govegan #endspeciesism #animalliberation #veganosenmexico #vegansofig #veganismo #liberacionanimal #AQROCKunetealaresitencia

Escrito por:

Anónimo

Ex-entrenadora de Dolphin Discovery.


0 vistas

Quintana Roo, México.

© 2020 by ActivistasQRock.