Buscar

¿Qué hacer por un mundo más justo para todas las personas?

Hablemos de justicia social.

Un mundo con justicia social es uno con igualdad de oportunidades y derechos para todas las personas. Y resulta que las personas coexistimos en mundos muy distintos entre sí.


El mundo no es equitativo para las personas que tienen hambre todos los días, o aquellas que no tienen techo, o aquellas que han sido víctimas de violencia, o para las personas de la tercera edad, las mujeres, las madres solteras, las infancias, las personas con discapacidades, para la comunidad LGBTQIA+, o la comunidad negra, o las comunidades indígenas, y un sinfín más de sectores de la población mundial que viven la injusticia social.


Por ello es tan importante que sostengamos y promovamos los derechos de las demás personas, y nos aseguremos que la justicia llegue a cada sector, a cada individuo de la sociedad.


Queremos también manifestar que en Casa Animal trabajamos no solo para que la justicia llegue a los animales no humanos a través del antiespecismo, sino también nos abocamos a divulgar que la equidad es justa y necesaria para todas las personas.


¿Qué hacer al respecto?


Si estás leyendo esto, probablemente hay algunas cosas que ya hagas o puedas hacer, pero debemos aprender que no todas las desigualdades son tan obvias como podría ser una persona viviendo en condición de calle versus una persona con un trabajo estable, alimento y un techo sobre su cabeza.


Debemos adquirir conocimientos, actitudes y competencias que nos ayuden a comprender mejor los fundamentos y las necesidades para poder ser partícipes actives y sumar a la causa de la justicia social.


Comprometernos a abrirnos y desaprender lo que sea necesario para que una nueva realidad sea posible, sean comportamientos, actitudes y estructuras de nosotres como personas, como instituciones y como comunidades.


Conocer y reconocer que no todas las personas tienen acceso a la justicia social y que los derechos humanos no se respetan, y para ello no tenemos solo que ver hacia otros países, otras ciudades, sino también observar en nuestro entorno directo.


Es esencial hacer uso de nuestras capacidades para desarrollar empatía con las víctimas de todo tipo de injusticias, sean o no afines con nuestros valores, creencias, gustos, preferencias, etcétera. E igual de importante es tomar acción para construir esa justicia, y asegurarnos que todas las personas tengan acceso a ella, tomando la responsabilidad que defender un derecho conlleva.



En Casa Animal estamos convencidas que la justicia social es posible a través del veganismo, pues éste trae justicia alimentaria a todas esas comunidades que no tienen acceso a alimentos saludables y nutritivos todos los días.


¿Sabías que más de 800 millones de personas se van a dormir con hambre cada día?

Hay incluso datos que resuelven que si todo el mundo se hiciera vegano, las tierras para granjas se reducirían en un 75%, eso es del tamaño de los E.E.U.U., China, Australia y la Unión Europea combinados. En un ejercicio que se realizó como ejemplo, si nuestros requerimientos proteicos fuesen satisfechos con soya en lugar de animales, la deforestación tendría una caída del 94%.


Para conocer el impacto que genera una granja que explota animales directamente en las vidas de las personas podemos mencionar el caso de Kinchil, Yucatán, lugar al que llegó la empresa Kekén con promesas de empleos dignos, estables, producción sustentable, y resultó en precarización laboral, abusos en la tenencia de la tierra y una masiva contaminación casi irreparable al ecosistema. Puedes ver aquí el documental Laguna Negra que registra el incidente y explica a detalle cómo las grandes corporaciones destruyen pueblos autosustentables.


Es decir que a través del veganismo se logra que más personas se alimenten de forma saludable utilizando menos terreno, lo que a su vez significa menos deforestación, menos uso de agua, menos explotación del campo y las comunidades que trabajan directamente en él y que hoy son explotadas y esclavizadas por grandes corporaciones de la industria alimenticia. Así es como la soberanía sobre lo que comemos es posible.


Al optar por el veganismo estás participando de forma activa para dar a conocer y divulgar que una persona que elige esta postura ética tiene el poder de cambiar realidades no solo para los animales sino también para el medio ambiente y directamente para las personas.


Haz justicia, elige veganismo.


Escrito por:


Angie Jiménez


Directora de Comunicación de Casa Animal

Lic. en Comunicación, emprendedora en Plan Raíz, eterna curiosa y amante de los gatos.


Fuentes:

Documental Laguna Negra - https://www.youtube.com/watch?v=_UPD2HhPMqU


https://earth.org/veganism-land-use/


http://josephpoore.com/Science%20360%206392%20987%20-%20Accepted%20Manuscript.pdf


http://portales.segob.gob.mx/work/models/PoliticaMigratoria/CEM/UPM/MJ/II_20.pdf


https://www.unicef.org/es/convencion-derechos-nino/texto-convencion


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo