Buscar

Tokio 2020: Medalla de oro en explotación animal.

Actualizado: 1 sept 2021



Este año se llevaron a cabo los juegos olímpicos correspondiente al año 2020, el cual fue suspendido por razones provocadas por el COVID-19, la cual sabemos que tuvo su origen en la explotación de animales exóticos para comida en China.


Lamentablemente para muchos, los Juegos de Tokio han llegado a su fin. Y además de quedarnos en la memoria momentos asombrosos en donde vimos mas que nunca el poder de las mujeres y personas de la comunidad LGBBTTIQ+ destacando y dejándonos mensajes poderosos como lo es el respeto, la dedicación, el feminismo y el cuidado de la salud mental, celebraciones por medallas, récords, también debemos reflexionar sobre el trato que se le dio a los demás animales , más precisamente de los caballos que fueron obligados a competir en las pruebas de equitación y el mensaje que se ha enviado con esto a todo el mundo.


Por ejemplo la Federación Internacional de Pentatlón Moderno (UIPM) excluyó de los Juegos Olímpicos de Tokio a la entrenadora del equipo alemán Kim Raisner por haber golpeado a un caballo durante la prueba femenina, cuando Annika Schleu, que en ese momento estaba bien colocada para ganar una medalla, no fue capaz de "dominar" al caballo Saint Boy. Entre lagrimas, la jinete no termino su recorrido y quedo en la posición 31.


O también el caso del caballo 'Jet Set', que era montado por el suizo Robin Godel y tuvo que ser asesinado tras quedarse cojo de la mano delantera derecha durante el recorrido de campo a través del concurso completo de hípica, "Por razones humanitarias y con el acuerdo de los propietarios y el jinete suizo, se tomó la decisión de sacrificar el caballo" informaron los organizadores de Tokio 2020.


Montar caballo es una forma de explotación animal, ya que para que un animal ajeno a nuestra especie acepte "dominarse" de una persona o arrastre cargas, aunque sólo queramos dar un paseo por el campo y no busquemos participar en los juegos olímpicos o en carreras, se precisa obligatoriamente un proceso de adiestramiento.


El adiestramiento, es un término que suele reservarse para la explotación de animales, se define como el conjunto de acciones humanas encaminadas en obtener la completa sumisión y obediencia del animal, para así emplearlas a nuestro servicio.

Montar a caballo es una actividad que implica sometimiento a pesar de que se produzca un buen trato o no exista interés por participar en espectáculos, juegos olímpicos u otros certámenes.

De acuerdo con ciertos estudios realizados, el peso del humano medio basta para provocarles hipoxia a los tejidos subcutáneos propios de la región dorsal donde se asienta el jinete apenas unos 20 minutos después de llevar cabalgando. A partir de 25 minutos pueden producirse isquemias y pequeñas roturas de fibras musculares. En consecuencia, el animal comienza a sentir cosquilleos y punzadas crecientes a lo largo de las horas y sí acontece un verdadero sufrimiento en montadas prolongadas.


El único beneficio que obtienen estos animales de las personas que les explotan se resume en la atención veterinaria y la administración de medicamentos cuando enferman.


La mayoría los utilizan para explotarlos en una actividad que les genere recreación o lucro y, en definitiva, mantiene una relación de utilidad. En el pasado la utilidad era la guerra y el transporte; en la actualidad, es el entretenimiento y el lucro por actividades ecuestres asociadas al deporte, al turismo y últimamente en las terapias las cuales sin tener pruebas contundentes de los beneficios son muy rentables.


A ninguno le gustaría que otro animal, por muy poco que pesase en comparación, se le subiera sobre las espaldas y le indicase adónde ir. Y eso sin mencionar aquellos festejos de dominación en que directamente se los agrede. Todos los animales tendemos a ser dueños de nuestras decisiones. Nos enoja que otrxs limiten nuestra libertad.


Nuestro error fundamental no radica en tratarlos mejor o peor; sino en que nos creamos con legitimidad para regir sus vidas al mismo tiempo que salimos a las calles a pedir por nuestros derechos y solicitar vigorosamente que nadie debiera oprimir nuestra existencia. La especie humana controla, somete y restringe su libertad, integridad y reproducción. Por tanto, sólo estamos una relación amo-esclavo como toda las demás formas de explotación animal.


Si realmente nos importan los caballos y las demás especies de animales con las que tenemos el privilegio de coexistir hagamos acto de conciencia sobre las acciones propias y los hábitos inculcados desde la infancia, desechemos el especismo y abandonemos la ideología bienestarista.


Los caballos no pertenecen a los juegos Olímpicos, ojalá pronto se acaben estas competiciones hípicas.

#activistasqrock #enfoqueabolicionista #acabemosconelespecismo #liberaciondetodaexplotacion #liberatusesclavos #antiespecistas #vivevegano #alzatuvoz #seactivista #porlosanimales #govegan #endspeciesism #animalliberation #veganosenmexico #vegansofig #veganismo #liberacionanimal #AQROCKunetealaresitencia


Escrito por:

Daniel Pereyra


Coordinador de ActivistasQRock.


Activista Antiespecista, Profesor, Filósofo, Abogado en proceso.


37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo